| International Lifestyle Traveller | Viaja Conmigo

The Hole. Entra en el agujero…

2

Por Rocío Pastor Eugenio.

Los años ’20 se abren paso entre las calles de Madrid para llegar al corazón de la capital disfrazando su actividad nocturna y “pecaminosa” que ha pasado de las entrañas del Teatro Häagen-Dazs al Teatro La Latina.

Los tiempos tienden a repetirse: crisis, desolación, paro, guerra… Un gris que asola la ciudad y nuestras vidas y un deseo ardiente, íntimo: Vivir.

El cabaret recupera las ganas de soñar, de vivir y de hacer realidad la magia mediante espectáculos provocativos, sensitivos al 100%, que combinan la belleza, la armonía, el equilibrio y la perfección en una salvaje puesta en escena en la que el miedo no existe y donde todo es posible.

Un sueño hecho realidad mediante personajes pintorescos, atrevidos, descarados, divertidos, tiernos y desafiantes. El entretenimiento como arte que mezcla la fuerza, la sensibilidad y la comedia perenne.

Monólogos de humor, canciones a capella, música en directo, baile, acrobacias en el aire, telas, streeptease, patinaje artístico y hasta animales amaestrados que dejan de serlo para convertirse en princesas, aunque sea por una noche y así, encontrar el amor.

Al entrar en el cabaret, las trompetas resuenan y los camareras, con sus coquetos trajes de raso llenan el buche a aquellos que se han decido a entrar en el agujero para olvidar por un momento sus vidas o tal vez, encontrarse de bruces ante ellas mediante el sarcasmo y el espejo deformado mediante el que se presenta la realidad.

Lujo, glamour, sexualidad, provocateur, glamour y mucho show presentado sin igual bajo el báculo de Álex O’Dogherty. Maestro de ceremonias, ambiguo, divertido y pícaro introduce, conduce y cierra la escena con la mirada tentadora que evoca contorneado por su bombín.

Una doble moral que invita a vivir, a disfrutar sin prejuicios, sin miedos, sin límite. A construir una vida libre desde cero en la vivencia constante de la felicidad y el respeto ante lo que es diferente a nosotros o a nuestra percepción.

El agujero, visto desde dentro, se torna luminoso.

Share.

2 comentarios

  1. Lorena Sánchez on

    Otra gran recomendación de WOMANWORD, fui a verla después de leer el artículo y es espectacular, pasas un rato muy muy divertido, Álex O’Dogherty está genial como maestro de cremonias, sabe conectar muy bien con el público y además las actuaciones te dejan con la boca abierta, genial. Gracias por tenernos siempre tan bien informados¡¡

Leave A Reply