*

International Lifestyle Magazine by Rocío Pastor Eugenio ® ©

Esculpir la figura vuelve a estar de moda

0

Por Rocío Pastor Eugenio.

Ver a Irina Shayk en Faja no se sabe si es un gusto o una tomadura de pelo.

Las medidas perfectas de la modelo carecen a todas luces y a falta de toda lógica de la necesidad de ser perfiladas, contraídas o manipuladas por las fajas.

Y es que parece que el siglo XIX se vuelve con fuerza ante el XXI para dejarle bien claro que las ballenas, los corsés y por supuesto, las fajas, han vuelto y pretenden quedarse.

Es muy probable que aquellas defensoras de los derechos de la igualdad de la mujer pusiesen el grito en el cielo al ver que, tras sacrificar en la hoguera sus sujetadores en busca de un futuro en el que la mujer pudiese ser considerada como un ser humano y no como un OBJETO de deseo, las viejas y malas costumbres no sólo siguen vigentes sino que crecen en radicalidad y dominio en un mundo cada vez más ilógico.

Irina Shayk para SUITEBLANCO

Irina Shayk para SUITEBLANCO

Y es que Blanco, en blanco, negro y nude,  ha decidido que las curvas de la Shayk merecen ser copiadas y reproducidas por el resto de las mujeres. Sin saber muy bien cómo, aquello que naciese como una oda a las curvas naturales de la mujer, ha degenerado en un castigo autoimpuesto para esculpir la figura a base de ornamentos y artificios, menos rimbombantes que los de antaño pero contagiados de la misma esclavitud de la belleza.

Dentro de lo malo, firmas como Spanx, llevan con desparpajo ésta nueva tendencia creando materiales que se acomoden al calor del verano y permitan transpirar a la mujer que decida comprimirse bajo sus fajas, panties, shorts, shapers o booty boosters…

Mediante micro fibras de alta tecnología, suaves y confortables, que no marcan y estilizan sin asfixiar. Estas prendas o Lust Have, realzan glúteos, afinan el vientre, caderas y michelines hasta la línea del pecho sin costuras y de forma elegante reforzando aquellas zonas que más lo necesiten con almohadillas anatómicas.

También podemos encontrar camisetas segunda piel o Mid-Thigh, pantalones en diferentes tonalidades que reducen los muslos sin marcar la piel y los shaper, que son como bañadores que reducen y definen la cintura, perfectos para lucirlos bajo cualquier prenda, es calificado como “indetectable”.

Por lo visto, esta tendencia está siendo todo un must en Estados Unidos, donde la cultura o contracultura al cuerpo se rige con la misma intensidad que estar a la última. Ahora, en España, donde la dieta mediterránea permite mantener una figura redondeada pero sana, éste tipo de vestuario se vuelve imprescindible para marcar y definir, eso sí, sin comprimir.

A esto, Blanco suma dos modelos de sujetador Push Up que aumentan, realzan y moldean el pecho, para que no te quedes a media con tu reconstrucción de quita y pon y puedas seguir siendo tú misma desde la mañana, a la noche.

Y es que evitar el quirófano y sentirte a la vez sutil, segura y muy sexy es lo que prima en esta nueva sociedad en la que la tecnología y diseño se unen para conseguir un equilibrio impecable entre comodidad, alta definición y belleza.

¿Te apuntas?

Irina Shayk para SUITEBLANCO

Irina Shayk para SUITEBLANCO

Share.

Leave A Reply